View this email in your browser

¿Por qué un taller de lectura disruptiva?

Porque aparte del análisis literario haremos un análisis editorial. 

La propuesta del taller es leer 2 libros por mes (uno de poesía y uno de narrativa) desde una perspectiva literaria y editorial, pensar en las decisiones que lxs editorxs toman a la hora de hacer un libro. Aparte de los encuentros teórico-analíticos tendremos reuniones con lxs editorxs para que pregunten lo que quieran. 

Dudas a: tallerdisruptivo@gmail.com

 

Conocé nuestra web
 
Facebook
Instagram
Website
 
Copyright © *|CURRENT_YEAR|* *|LIST:COMPANY|*, All rights reserved.
*|IFNOT:ARCHIVE_PAGE|* *|LIST:DESCRIPTION|*

¿Querés dejar de recibir este mail?
Clickeá acá --> unsubscribe from this list

*|IF:REWARDS|* *|HTML:REWARDS|* *|END:IF|*

View this email in your browser

 Domingo 8 de septiembre
21 a 23 hs
La Casa del Árbol

Leen el poemario de Martina Cruz:
Alex Zani
Mariana Komiseroff Fernandez
Malena Saito

Toca sus temas: Solentina

 

Link al evento

5 VERSOS POR MARTINA CRUZ


1. "La ternura levantando árboles de raíz"
Estoy volviendo de San Vicente, de una rancheada con amigos, habíamos pasado un fin de semana muy lindo, pero al resto del conurbano le había caído una tormenta terrible y cuando volvíamos en el colectivo veíamos árboles arrancados de raíz. Un apocalipsis que nunca llegó a nuestra juntada. 
 
2. "No quiero quedarme en la trinchera"
Pienso en Rolo. Se llama "Trinchera" una canción que escribimos juntos que habla de bancar los trapos y bancar hasta que amaine. 

3. "La primera vez que nos besamos"
Un beso que me dieron en el piso de la vereda al lado de una iglesia a las tres de la mañana. 

4. "Hace años que me infecta una plaga"
Un libro de Susan Sontag.

5. "Escribí estos poemas como si se trataran de un rezo"
Pienso en estar con mis amigas cerca de un río, en Córdoba, enumerando las veces que quisimos rezar porque queríamos creer en algo.

 

Contenido por Alex Zani

Comprá tu ejemplar
 
Facebook
Instagram
Website
 
Copyright © *|CURRENT_YEAR|* *|LIST:COMPANY|*, All rights reserved.
*|IFNOT:ARCHIVE_PAGE|* *|LIST:DESCRIPTION|*

¿Querés dejar de recibir este mail?
Clickeá acá --> unsubscribe from this list

*|IF:REWARDS|* *|HTML:REWARDS|* *|END:IF|*
*|MC:SUBJECT|*
View this email in your browser
Comprá tu ejemplar

4 COSAS QUE NO SABÉS DE MARTINA CRUZ

Tu comida preferida: ñoquis con crema. 

Tu recuerdo favorito: mi tío abuelo Mariano, que siempre estaba vestido de traje, aunque estuviera en la playa, arrodillado en el patio de su casa en el conurbano explicándome cómo se cosechan las albahacas. 

Lo que más te molesta a la hora de escribir: agarrar el lápiz y el papel cuando me siento quebrada, cuando me rebalsa. Me gustaría poder escribir desde ciertas calmas. 

Un tesoro de la infancia: un collar chiquitito que tiene un escarabajo celeste que me lo regalaron cuando estaba enferma en una época de mucho Garraham y resonancias magnéticas, y yo lo usaba tipo talismán de la suerte. Era mi propia religión, por ese tiempo, y es un collar que después fue pasando de mano en mano, se lo fui prestando a cada persona que sentí que estaba en un momento de quilombo, y cuando las situaciones se solucionaban me lo devolvían. Ahora abandonó mi mundo porque se lo di a mi viejo y nunca más lo encontré después de que falleció. Siento que es un tesoro compartido.

¿Qué es Cuando se incendia mi casa?

 

Cuando se incendia mi casa es el proceso de revincularme con las mujeres de mi familia y dejar que los recuerdos de una infancia o de un pasado, que se considera que fue mejor, ocupe tanto espacio. Amigarme con el pasado, tenerle un poco más de piedad para poder transitar el presente. Y aceptar a mi madre, a mi hermana y a mí misma como mujeres viviendo en esta casa creo que es el desmantelamiento de cierta nostalgia que fue muy monótona en mi vida. 
 

¿Qué significa para vos este libro?

 
El libro tiene poemas viejos y otros muy nuevos que conviven. Tuve la certeza de que los poemas iban a funcionar bajo la misma línea cuando me junté con Clara, la editora, y me contó que la colección trata de altares. Estuve pensando durante semanas a quién hice un altar en mi vida y fue la nostalgia. Siempre escribí desde las ausencias, la carencia, el dolor, y eso me dio mucha vergüenza. No quería escribir un altar a la nostalgia. El proceso del libro fue, en vez de construir un altar, desmantelarlo: entender qué lugares estaban idealizados y bajarlos a la tierra.